Grupos de fotografía: Entre el ego y la necesidad de likes

Leyendo un artículo de uno de mis blogs favoritos de fotografía, se hace una crítica sobre todo el hate que existe dentro de los grupos de fotografía, el título indica: No hay nada correcto en las comunidades de redes sociales “seguras” de fotografía.

Recordé de manera inmediata la cantidad de grupos que existen y me han enviado conocidos invitación a unirme, al entrar se libra una batalla por quién es el que conoce más, el que toma la mejor foto, y casi siempre el administrador hace los concursos diarios, semanales o mensuales de quién es el mejor.

Si recuerdan hace tiempo escribimos un post sobre toda la psicología detrás del like que hizo a facebook la red más popular, por el diseño de descarga de dopamina.

Pues bien, en resumen el autor de este post indica que la mayoría de páginas y grupos que existen en las redes sociales no son bien intencionados, la mayoría tiene malicia y exige e intimida a los nuevos miembros a que su trabajo simplemente no es de nivel ni de categoría, amigo o amiga que nos lees. No les hagas caso, la mayoría son aficionados y como colaborador de una de las empresas más grandes de todo el mundo en generación de contenido te digo: tu practica y descubre o crea un estilo propio.

No todos los fotógrafos toman bodas y fiestas sociales, o se dedican a la fotografía de paisajes y naturaleza, así como no todos generan fotografía de producto, stock, de moda o están especializados en pasarela y concierto. Cada uno captura lo que considera bonito o perfecto, la fotografía es subjetiva (es bonita para nosotros) y no subjetiva (les debe de gustar a todos).

Continuo, antes de Instagram y Facebook Grupos se usaba Flickr, 500px, Google+ (Web Albums, ahora Photos) y Tumblr. El perfil del usuario era de apreciar, como un museo, se miraba la técnica y se comprendía la visión o porque el fotógrafo lo había plasmado. Debido a que eran pocos los que contaban con una formación real como fotógrafo, una educación universitaria de mínimo un año, y no un workshop de tres horas con personas que se desconoce si tengan estudios de fotografía y lo que les rodea, o vieron solamente un video tutorial que los convierte en expertos en el tema.

Instagram ha sido quizá el mayor detonante para que muchos fotógrafos eliminen sus cuentas de redes sociales debido a la alta crítica a su trabajo de parte de usuarios que “editan” usando filtros y tienen sus 15 minutos de fama, tirando carreras de más de 20 años. Además de censurar el fine art que se podía compartir en otros sitios debido a la campaña de lo políticamente correcto, y que algunas capturas dañan la sensibilidad.

De eso trata la fotografía, de provocar emociones. Es un arte como la poesía, música o pintura. De capturar un segundo que dure la eternidad.

No todo es tan malo, sigo activo en un grupo muy privado de fotógrafos profesionales a nivel mundial, claro es con membresia que muchos aficionados no gastarían.

Adaptarse o morir

Es cierto que el tiempo pasa y la tecnología avanzó de análoga a digital, el uso de procesadores más rápidos y con mayor capacidad ha permitido a todos los fabricantes de cámaras cargar millones de fotografías en estos procesadores, para que en cuestión de menos de un segundo evalúen el tipo de toma y configuración, usen los sensores y puedan darte un resultado óptimo según lo programado. Pero eso no suple las reglas básicas, el uso del color, temperatura, iso, apertura, velocidad, profundidad de campo, encuadre, métrica, uso de equipamiento adicional, filtros, manejo de cambio de luces y otros que los verdaderos fotógrafos deben resolver en menos de un segundo también.

Lo mejor de instagram es que es fácil crear una foto. Cualquiera con un smartphone puede hacerlo, un par de filtros y tiene el trabajo listo. Y por un par de likes se colocan el título de “Fotógrafos profesionales”.}

Me causó mucha risa porque una de las reglas básicas, porque si un fotógrafo se presenta ante usted como fotógrafo profesional o dice que tiene cámara profesional (o le añada profesional a todo) eso significa que es de baja calidad.

Pero todo termina, las métricas a nivel global de búsqueda de fotógrafos y embajadores de grandes empresas como Nikon, Canon, Sony, etc. Va decayendo y dejando el lugar a los influencers con posts y crecimiento pagado, ya que su público no se puede generar de manera orgánica. 

A nivel global los fotógrafos han decidido dejar la red más grande de fotografía jamás creada, para ser utilizada por aficionados y amateurs.

Esto es muy cierto y me sorprendió pues en mi blog anuncié que iba a cerrar diversas redes, para volver a tener el control ya que quitaba muchísimo tiempo publicar incluso con asistentes digitales programados. Me sorprendió que sea un cambio radical a nivel global.

A dónde ir

La gran mayoría de los fotógrafos serios está pasando nuevamente a plataformas clásicas, sitios web propios, como este, enfocados en la calidad más que en la cantidad de likes o seguidores que se tienen. Mil likes no pagan tus facturas, no te dan de comer, pero otras alternativas si.

Además existen grupos cerrados para cierto nivel de fotografía y expertise en donde se tratan temas más serios y especializados como el uso de protección de fotografías de manera legal, forma de contratos, permisos de modelos, de propiedad, cobertura, uso de cierto tipo de material para efectos o tomas específicas, fotografía desde dron, captura de alta velocidad, entre otros. Y para nada se busca obtener un like, se trata de intercambiar experiencia y tips para entre todos crecer y poder competir mediante fair play. Es decir una competencia justa en donde cada uno a su nivel de conocimiento y posibilidad pueda generar un producto final con la mejor calidad posible pero utilizando lo minino, o si es posible, para nada el photoshop.

Llegas a un punto donde te das cuenta que pierdes más tiempo editando que configurando tu equipo para el momento de la toma.

Concluyen el post analizando que el mejor movimiento es no hacer ninguno, utilizar las redes clásicas que todos hemos operado porque el declive en Instagram vendrá pronto ya que la censura y la saturación de miles o millones de expertos en fotografía dentro de esta red harán que las ganancias sean mínimas o nulas y los usuarios empiecen a dejarlo morir.

El tiempo jamás regresa, evita perderlo en concursos ficticios y mejor participa en concursos serios como el de Nikon o Sony, o mejora tus habilidades, quizá algún día puedas alcanzar el nivel de fotógrafo embajador.

Si te interesa leer el blog en su idioma original (inglés) y completo te lo comparto: The Phoblographer y toma muchas fotos, una foto al día. Si gustas puedes compartirla taggeandonos en nuestro twitter.

¿Qué opinas de ésto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s