La importancia de la temperatura

¿Haz visto esas fotografías de atardeceres que parecen mágicos? Tus ojos tienen la capacidad de adaptarse a estos cambios de luz, pero con la cámara podemos elegir el color con el que queramos trabajar.

JVModel / Atardecer 

Muchos fotógrafos disfrutan de tomar fotos al atardecer para poder captar esos colores, la famosa golden hour, la cual presenta iluminación casi perfecta, sin sombras, suave y temperatura cálida.

No importa si estás capturando paisajes o retratos de personas, el tiempo es vital para este tipo de fotografías. Muchos principantes con cámaras reflex digital (DSLR) o aficionados que usan sus celulares, ven una diferencia entre lo que sus ojos ven, y lo que aparece en la toma. ¿Por qué sucede esto? Seguramente es porque tienen el modo automático activado por default.

Tanto tu cámara como tu celular tienen la opción para modificar el Balance de Blancos (WB) o también llamada la temperatura, en lo que la cámara estará trabajando. Anteriormente se usaban rollos fotográficos con químicos especiales dependiendo del uso específico que se daría, y al momento de revelarse se podría tener una fotografía con colores exactos, o con colores diferentes. Aquí te comparto una breve información del tipo de rangos de temperatura.

La temperatura en tu cámara aparece como una K en ciertos modelos donde puedes colocar la correcta (personalmente trabajo casi siempre en 5500K que funcionan perfecto para el estudio, pero para atardecer puedes trabajar desde el 3200K hasta 7500K dependiendo de que tanto deseas marcar el color.

Intenta cambiarlo de tugsteno (foco) hasta nublado (nube) en tu cámara o celuar, experimenta en tomar directamente al área donde está cubierto el sol, pero también del lado contrario para que veas las diferencias e importancia también de tomar a contra luz y a luz directa.

Como última recomendación, si tu fotografía es de retrato y tienes la luz directa (sin sombra) maneja un ángulo de 30-45 grados frontal para crear un poco de separación entre la persona y el fondo, además deja un tono bonito en la piel si se sabe trabajar.

Intenta en los atardeceres y poco a poco podrás aplicar la psicología del color para transmitir emociones en tu fotos, ya sea frío o calor, así como los tiempos como antes de meterse el sol, durante que se mete el sol (cielo naranjas) y después que se mete el sol.

Dato curioso: Si tienes la oportunidad repite este experimento al amanecer, verás que la temperatura cambia también.

 

¿Qué opinas de ésto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s