I HAVE A DREAM

A 52 años del asesinato del Dr. Martin Luther King Jr el racismo, revueltas, y pérdida de los derechos humanos está más vivo que nunca, luchando por detener el avance hacia una sociedad iluminada dentro de este nuevo mundo que inició en 2020.

Embed from Getty Images

Era 1945 cuando la desolación, guerra y muerte habían cubierto de sangre el mundo. Hitler se habría sucidado el último día de abril, mientras que el resto del mundo viviría los efectos de sus decisiones durante años. Previo a ello, en 1943 un grupo de Rotarios -quienes tenían presencia en 65 países en ese entonces- se reunieron en Londres para una conferencia internacional de cultura e intercambio educativo de estudiantes, formando la base de la UNESCO. Posteriorente en 1945 se llevó de abril a junio la Conferencia de San Francisco (Conferencia de las Naciones Unidas en Organización Internacional) formandose las Naciones Unidas actuales y creando la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual en su primer artículo indica: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” Desde ese momento se ha estado trabajando por alcanzarla a nivel mundial.

El doctor Martin Luther King fue uno de los gigantes morales del siglo XX. Dedicó su vida a la causa de la igualdad, la justicia y el cambio social sin violencia. Décadas después de su muerte sigue inspirando a toda la gente del mundo que lucha por los derechos y la dignidad humana frente a la opresión, la discriminación y la injusticia

António Guterres, Secretario General ONU. 2020, Abril 4

Una vez terminada la guerra y adoptada la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la lucha por estas garantías cobró efervescencia en el mundo. Para las décadas de los años 50 y 60, surgió y ganó fuerza en Estados Unidos el movimiento por los derechos civiles, con el que la población negra -si, está bien dicho sin fines racistas- de ese país buscaba una igualdad de derechos ante las leyes nacionales. El movimiento contó con el apoyo de gran parte de la población blanca estadounidense.

Aunque Estados Unidos había eliminado la esclavitud desde la segunda mitad del siglo XIX con la Guerra Civil y numerosos afroamericanos que habían luchado y perdido la vida en la Segunda Guerra Mundial, aún existía la discriminación y el racismo, especialmente en el sur del país, los confederados.

El líder más notable del movimiento por los derechos civiles fue Martin Luther King, pastor y ministro bautista, activista social, quién luchó por ellas desde 1955 hasta que fue asesinado en 1968. Su discurso “I Have A Dream” cambió el curso de la historia para siempre.

[…] Tengo un sueño que un día en las tierras rojas de Georgia, los hijos de antiguos esclavos e hijos de dueños de esclavos se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad. Yo tengo un sueño que un día en el estado de Mississippi, un estado ardiente por justicia, ardiente por la opresión, sea transformado en un oasis de libertad y justicia.

Tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de la piel, sino por la forma de su carácter. Tengo un sueño… Tengo un sueño de que un día en Alabama, con sus racistas viciosos, con su Gobernador y sus labios goteando palabras de interposición y nulificación, un día ahí en Alabama los pequeños niños y niñas negros, podrán unir sus manos con niños y niñas blancos, como hermanos y hermanas.

Tengo un sueño hoy… Tengo un sueño que algun día cada valle podrá levantarse, y cada colina y montaña bajarán. Los lugares más duros serán suaves y los lugares torcidos serán hechos rectos. Y la gloria de Dios será revelada, y todo género humano se unirá. Esta es nuestra esperanza. Este es la fé con el que vuelvo al Sur. Con esta fé podremos modelar esta montaña de desesperación en una piedra de esperanza. Con esta fé podremos transformar el sonido discordante de nuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad. Con esta fé seremos capaces de trabajar unidos, rezar unidos, luchar unidos, ir a la cárcel unidos, levantarse por la libertad unidos, sabiendo que algún día seremos libres […]

Extracto del discurso “I Have A Dream”, Dr. Martin Luther King Jr (1963, 4-5)

Durante a un viaje a Jamaica el Dr. King y su esposa, Coretta, comenzó a escribir el borrador de su libro Where Do We Go From Here: Chaos or Community? en dónde analiza las oportunidades y desafíos para la eradicación de la pobreza. King afirmaba que la población blanca se iba a resistir de manera radical a la igualdad racial cuando comenzara la agenda de ello, desde escuelas, trabajo o en el hogar, debido a que la mayoría creía que la justicia negra no era igualitaria. A pesar de tener un gran avance en en el juego justo y un continuo crecimiento en las clases sociales medias -y blancas- era una utopía que ambos pudieran colaborar sin diferencias raciales en algún momento. Los avances en política y reformas después de Selma y Birmingham habían sido aprobados, incluyendo el acceso a restaurates, parques y blibliotecas, pero seguían siendo simples y básicos, se necesitaba algo más.

“Mientras creamos un mejor mundo con democracia y destruimos la teoría de la supremacía de la raza de Hitler, en casa el negro debía ir al final del autobús, vivir en ghetos cruzando las vías del tren, estudiar en las escuelas con menores recursos y tener empleos sin futuro. [Ellos] viven sin acceso a atracciones públicas, endurecios cada día con humillaciones e insultos, sin recibir justicia real por parte de las cortes, y siendo víctimas de la violencia.” Roy Wilkins, Integration must move, Marzo 1958.

l costo de la resistencia se basa en que mientras se mantenga a la población negra con bajo nivel educativo más difícil será para ellos el llegar a poder hacer cambios en la nación, pues siempre estarán subyugados a empleos mal pagados y una vida sin futuro. Por su parte el Director de Oportunidades Económicas -apoyo social-, Hyman Bookbinder y Judío realizó una fuerte declaración el 22 de diciembre de 1966 “El costo a largo termino de implementar los programas necesarios para eliminar la pobreza, ignorancia y barrios marginales, sería de un trillón de dólares […] El pobre puede dejar de ser pobre si el rico se permite volverse más rico pero en mucho más tiempo.” Esta afirmación indicaba que la mayoría de clase media y clase alta debería permanecer más años en el trabajo y avanzar menos, para cumplir estos objetivos, diseñado y enviado el mensaje casi en navidad causó furor en la sociedad quién se negó a dejar de ser rico para que otros lo fueran.

Otro de los problemas radicaba en la constitución, pues al ser redactada se le consideraba al negro con un 60% de humanidad -hay debate porque se indica que era el 50%- debido a que estaban al servicio de casas de blancos, y en caso que renunciaran serían reemplazado inmediatamente debido a que sólo la mitad de la población tenía un empleo, además las muertes infantiles era el doble que la de los blancos, y no era visto como un problema en 1967. Actualmente la mayoría de ellos que acceden colegios y universidades, tienen deficiencias en la calidad de su educación debido a que son pocos quienes son aceptados a las más reconocidas.

Por su parte Newkirk II (2008), en su artículo de la edición especial MLK en Atlantic hace una interesante crítica sobre que la muerte del Dr. King estuvo planeada desde el inicio para en su punto más alto cortar de golpe su ideología y a todos los que hicieran protestas por su muerte, muy acercado a nuestra realidad actual. Tres días después de su asesinato en Memphis, soldados controlaron las protestas en Chicago además de que miembros del Ku Klux Klan, grupo supremacista, se unieron para desactivar dichas protestas. Sea el caso actual con zonas del sur donde pobladores armados están listos para actuar basados en la segunda enmienda.

En 1966 el 63% de los ciudadanos estaba en desacuerdo con el Dr. King y su movimiento por los derechos civiles. Por lo que miembros del Klan actuaron bombardeando Forest Country, Mississippi y asesinado al líder de la NAACP (La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color), Vernon Dahrmen; también se cree que fueron culpables de otros asesinatos como el del activista de Lousiana, Clarence Triggs, asesinado a mano de moticiclistas. Desde ese momento se declaró a los Klan como una Asociación Estadounidense Nacional y junto con el Partído Político “The National States” -conocido popularmente como el partido Nazi americano- quienes incitaron a una protesta violenta en Baltimore y repartieron armamento a sus seguidores en todo el sur del país -conocido como los estados confederados- y desaparecieron de la escena después del asesinato de su líder George Lincoln Rockwell en 1967.

Dr. King protestó en Chicago a pesar de las amenazas de los Klux, entonces nació el Mediante la ideología del Black Power -hoy #BlackLivesMatter – una idea nacional y de violentas tácticas, que trajo la muerte y destrucción de la ciudad de Detroit y otras seis ciudades importantes, en donde se reportó oficialmente 40 muertos y 3,000 heridos. Se estableció la Comisión Kerner que reportó en 1968 “Nuestra nación se ha dividio en dos, una negra, otra blanca. Separadas y sin igualdad” creandose por parte del FBI la COINTELPRO, un programa cuyo objetivo era “Neutralizar las actividades de los nacionalistas de color y organizaciones de odio”. En respuesta el Dr. King creó la Campaña “Poor People” para apoyar a aquellos que más lo necesitaban en todo el país.

Una bala disparada de un rifle Remington que viajó por la espina dorsal del Dr. King un 4 de Junio de 1968 fue suficiente para darle muerte y desatar un infierno en el país.

Más de 100 ciudades ardieron durante la semana santa de 1968, cerca de 20,000 detenidos por la policia -según reportes oficiales- sólo en Washington y Baltimore, mientras los daños alcanzaron los 70 millones de dólares. Todo esto ha sido reflejado en la película de Malcom X.

Desde hace 57 años del discurso de Dr. King y 75 años de la creación de las Naciones Unidas en pleno 2020 parece que las cosas han cambiado, pero al final nada cambia auque se vean cambios. Quizá la historia se ha de repetir, por desconocimiento de la misma y sea momento de marchar, si es que no se conoce la historia. Pero el momento de Despertar ante un Nuevo Mundo ha llegado.

@soyjvmodel

REFERENCIAS
– García, C. (2020, Junio 5). “Tengo un sueño”: Martin Luther King, un gigante de los derechos humanos. Noticias ONU.
– King Jr, M. L. (1963) I Have A Dream. National Archives
– King Jr, M. L. (2018, Spring). Racism: On Equality. Atlantic, MLK Special. 28-29.
– Newkirk II, V. R. (2018, Spring). Racism: How to kill a revolution. Atlantic, MLK Special. 34-37.
– University of Oregon (n.d.) Rotary and UNESCO. Blog.

¿Qué opinas de ésto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s