Havasupai

Domingo 31 de Mayo de 2020: Una semana más que hemos seguido y casi a 100 días, o quizá ya los completamos; el día de ayer terminé por accidente leyendo un libro muy interesante llamado Havasupai Legends: Religion and Mythology of the Havasupai Indians of the Grand Canyon (Leyendas Havasupai: Religión y Mitología de los Indios Havasupai del Gran Cañon) escrito por Carma Lee Smithson, y Robert C Euler, publicado en 1994; y del cual les compartiré una leyenda muy interesante sobre el Origen, y que por ningún lado encontré en español, así que la autoría de la tradución corresponde a un servidor.

Erin Whittaker. (2010, October 25). (Fotógrafo). Diana Sue Uqualla, representando las personas Havasupai. [Fotografía] Grand Canyon’s South Rim, EE.UU: © Grand Canyon NPS.

La tribu Havasupai ha vivido cerca de 700 años en el Oeste del Gran Cañon, asentándose en la zona desde el año 1300. Previo a ellos exisitió otra tribu llamada Cohonina y se retiraron por la sequía en el año 1150 aproximadamente (Smithson, 1994, p. vii). People US indica que son la comunidad Indigena más pequeña de EE.UU con cerca de 600 habitantes actualmente, cuentan con la villa de Supai, oficina postal, una pequeña casa de huéspedes, tienda general, escuelas y dos capillas, una de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (LDS) y otra de la Iglesia Cristiana.

Lo que me interesó mucho fueron las leyendas, especialmente la del origen de todo. Hay una nota que indica que se recopilaron por diez consultores de Carma Lee Smithson en el verano de 1958, y que los comentarios en corchetes cuadrados [ ], son de Robert C. Euler. Quienes además indican que no hay registro alguno de sus leyendas y mitos, para compararlos. En 1929 A. L. Krober escribió algunos de los Indios Walapi, los cuales podrían ser la misma tribu según Smithson, que se dividió en 1880. Las historias se cuentan en la tribu solamente en las tardes de invierno, o en las épocas donde las arañas viudas negras o víboras podrían atacar al narrador, quién al final era premiado con carne como obsequio. (Smithson, 1994, pp. 36-37).

El Origen

[Esta historia contiene elemento de los mitos de la creación Pai, pero a la vez revela información de la tribu Havasupai]

[Alguna vez] las personas vivieron bajo tierra, sin lugar específico, todo era oscuridad sin Sol; ellos vivían cerca de un lago subterraneo y eran pocas familias.

Un día dos hermanos, líderes, les decían a los otros que hacer todo el tiempo. Algunos hombres cerca del lago plantaron semillas de uva. El viñedo creció rápido, y las ramas se enredaron como una telaraña, luego salieron hacia la luz. Las personas escalaron entre las ramas, descansando por la noche y continuando escalando. No conocemos cuantas noches pasaron así hasta que alcanzaron a salir de las profundidades.

De vuelta en el campamento había una joven que se había pasado algunas noches con todos todos los hombres, pero ninguno quería casarse con ella. Estaba celosa de las otras mujeres. Un día ella estaba sentada al lado de la piscina mirando el agua cuando algunas mujeres vinieron con jarras de agua. Una de las mujeres dijo: “¿Por qué huyes así? Queremos que vengas a casa“. La mujer la agarró y comenzó a buscar piojos en su cabello. Vio muchas cicatrices y preguntó qué eran.

La joven estaba enojada, bajó de la cima y pensó por que a los hombres no les gustaba. Se preguntó en qué podría convertirse para que a los hombres les gustara, por lo que se convirtió en una planta de tabaco que crecía junto al lago. Los hombres lo recogieron y lo llevaron al campamento. Lo pusieron en el medio de su círculo y comenzaron a fumarlo. Luego el tabaco volvió a ser una mujer y ella dijo: “Pensé que a ustedes hombres no les gustaba“. Ella se rió y alejó en soledad.

Pocos días después se perdió la joven y una mujer fue a un manantial. La mujer buscaba piojos. La mujer trató de agarrarla antes de que saltara al agua, para preguntar por sus cicatrices. Ella no le respondió, pero se convirtió en una rana y saltó hacia el lago. Entonces el agua comenzó a subir.

Los hombres estaban sentados platicando, creyendo que la joven estaba bien. Hablando de este mundo y todos jugaban en un pequeño juego, pero no podían ver lo suficiente como para jugarlo en la oscuridad. Entonces le pidieron a su líder que encendiera un fuego para poder alumbrar el juego de disparos. El hermano mayor dijo: “Sí puedo hacer un Sol, pero primero deberán irse a dormir y ésta será llamada la noche. Después alguien deberá decir: Se está iluminando, habrá un amanecer en el este. El Sol saldrá y se moverá a través del cielo hacia el oeste.” Así que la gente obedeció y lo realizó. Pero al amanecer fue la luna la que salió. El hermano mayor dijo: “Lo llamaremos Sol y podemos hacer un pequeño juego para matarlo“. El hermano menor dijo: “No, no es lo suficientemente brillante. Parece sombrío y no podemos ver lo suficientemente bien“. Comentaba que se parecía a un anciano. Tomó entonces una pipa y la envolvió con sus nervios. Les dijo que se fueran a dormir como antes y que haría un Sol y llamaría a eso -la luna- con otro nombre. Al amanecer salió el Sol y era lo suficientemente brillante, y llamaron al otro Luna.

En esos días el cielo era de la mitad de alto de lo que es ahora. Las nubes pasaban muy bajas y el Sol cruzaba demasiado rápido. El hermano menor tomó un bastón y empujó el cielo más alto para que el Sol y el cielo estuvieran juntos.

Entonces las personas pudieron pasear por los alrededores, viendo céspedes, manantiales, y otras cosas del mundo. Encontraron muchas formas con las que entretenerse y pensaron que era una buena forma de vivir.

En este momento la joven-rana hizo que el agua del manantial brotara por el primer agujero que hizo la rama de vino, luego la segunda, hasta que la tierra se cubrió de agua.

Las personas entonces colocaron a una niña pequeña en un tronco con resina. Ella tenía su comida, agua, pájaros y animales. Dos hombres le dijeron que si jugaba a subir y bajar el tronco en el agua se podría ahogar. Ella debería recordar en donde se encontraban los Picos de San Francisco, para poder llegar a ellos y regresar a su tribu de vuelta a tierra en algún otro lugar. Para eso ella debería ir a obtener agua del manantial de la cima de los picos.

El agua cubrió al fin toda la tierra y se ahogó toda la humanidad, la niña se elevó hasta la cima del cielo, así que solo un pequeño pájaro carpintero colgaba en la parte superior, llamado “Giu Giyu“. El agua le subió por las plumas de la cola pero escapó. El agua sabía que todas las personas se habían ahogado, por lo que retrocedió. Las olas indicaban que el tronco todavía estaba en el agua y seguía flotando. El tronco se detuvo cerca de una cascada Ha Vuv Gwic en el río Little Colorado [Grand Falls]. Las montañas cercanas a las cataratas son vírgenes y no había madera. Así que la niña acampó, el primero que tuvo la niña. La tierra seguía siendo barro suave, así que hizo figuras de caballos, formas de rocas, macetas y todo lo que se le ocurrió. Las personas dicen que esas figuras siguen aún entre las montañas. Se cansó de quedarse en el mismo lugar, así que comenzó a buscar la montaña y el manantial del que los dos hombres le habían hablado. Ella encontró un manantial con agua que goteaba de las rocas y usó el agua para cocinar.

Ella creció y se sentía sola, así que decidió crear a otra persona. A la mañana siguiente ella se recostó, abrió sus piernas para que los rayos del Sol pudiera penetrar en su vagina. Entonces se levantó y fue a la cascada para que el agua pudiera penetrar en su vagina. Así fue como se embarazó y tuvo una hija [en otras versiones la joven quedó embarazada por destellos]. Ellas vivieron juntas hasta que su hija creció, entonces la madre le dijo a su hija lo que ella había hecho, para que tuviera un hijo. La hija lo hizo y tuvo un niño. El creció lo suficiente para volverse un cazador, y cazó muchos animales. El niño fue el primero en llegar a Supai -lugar actual en donde se encuentra la comunidad- pero para cruzar debía pasar por las paredes de piedra que se cerraban lo suficiente para matar a cualquiera que cruzara. Cachanilla -arrowweed- era el nombre del niño que creció aquí, en donde las personas eran asesinadas por las piedras. El niño era un corredor muy rápido por lo que saltó, tomó algunas varas, y corrió fuera antes que las rocas se cerraran, regresando al campamento.

Él fue quién atrapó al águila de las alturas, tomo la piel de los animales y se la envolvió en su cuerpo, bañado con sangre. El águila bajó y lo llevó a su nido, en donde mató a ocho águilas grandes y 4 crías. Al finalizar tomó las plumas de todas ellas. Fue a orar y sopló su aliento en ellas, entonces la roca se convirtió en arena, entonces el niño pudo cruzar y tomar nuevamente las plumas para llevarlas a su campamento, hacer flechas y seguir su camino.

Él vivió en ese lugar por algún tiempo junto con sus abuelos. Un día conoció a un hombre que estaba dentro del manantial, era su padre. Tenía algunos caballos y le preguntó al joven cual le gustaba para él. Entonces el joven eligió un caballo ruano -piel roja o negra, con cabellos claros- entonces el hombre habló y dijo “Este es mi mejor caballo, rompes mi corazón pero te lo entrego a ti“. El hombre estaba muy triste y le pidió al joven nuevamente elegir otro. Entonces eligió un caballo viejo y de trabajo. El hombre volvió a hablar y dijo: “Haz elegido el que uso, pero te lo entrego a ti.

El hombre dijo ahora “Hijo, deberías ser como yo“. Recostó al joven en el suelo y lo abrió por la mitad para colocar dentro de el una luz muy brillante. “Yo soy el Sol y el agua, ahora serás como yo eternamente. Sígueme y te mostraré el mundo.” Entonces ambos fueron a visitar al árbol del cielo y a muchos otros lugares.

El joven regresó a su hogar y vivió junto a su madre por muchos años. Les enseñó que no era bueno permanecer en un solo lugar todo el tiempo. Su abuela entonces habló: “Yo he de ir al oeste a traer caballos grandes. Tu ve al este por caballos pequeños. Si me quieres visitar ve a los manantiales o cascadas, si los días son de viento o nublados, sabré que vienes de visita. Te daré semillas que podrás plantar en tu camino junto con la lluvia. Podrás ordenar sobre ellas para que se conviertan en césped, comida, pinos y otras plantas. Hay muchas personas en el mundo que están peleando entre ellos, nosotros debemos hacer esto para que ellos sigan así por la eternidad.

Entonces el joven se fue al Este, la Abuela se fue al Oeste. Se dice entre nuestra tribu que cuando el clima es nublado con viento, es porque se va a reunir Cachanilla con su abuela.

Interesante, ¿no? al final muchos se han de preguntar ¿Por qué debería importarme lo que sucede en una tribu estadounidense perdida en el Gran Cañón? Porque esas leyendas forman parte de nuestra cultura mexico-americana, la cual, el Estado de Arizona, formaba parte de California del Norte y también de México antes del tratado de Guadalupe – Victoria. Recordando un poco y perdiéndonos en la resilencia de nuestra mente que viaja más allá del universo a un recuerdo etílico y soporífero.

Referencias
– Smithson, C. L., & Euler, R. C. (1994). Havasupai Legends : Religion and Mythology of the Havasupai Indians of the Grand Canyon. University of Utah Press.
– People Us. (2015, Abril 6). The Indians of the Gran Canyon Now and Then.
– Wikipedia contributors. (2020, March 30). Havasupai. Wikipedia, The Free Encyclopedia.

¿Qué opinas de ésto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s